La importancia de un líquido refrigerante adecuado en instrumentos de soldadura

La importancia de un líquido refrigerante adecuado en antorchas de soldadura

Los circuitos de refrigeración líquida son una parte fundamental para el correcto uso de antorchas y demás herramientas de soldadura. Sin una refrigeración adecuada los cables de cobre que transmiten la corriente se deterioran más rápido, y pueden llegar a provocar problemas como averías o paradas frecuentes.

¿Para qué sirven? 

Los líquidos refrigerantes son los encargados de disipar el calor generado por los distintos instrumentos de soldadura, permitiéndoles trabajar a mayores intensidades de corriente durante más tiempo y evitando los posibles problemas que pudiera provocar una mala refrigeración.

¿Cómo elegir un producto adecuado?

Actualmente existen líquidos refrigerantes específicos como el BTC-20 NF. Sin embargo muchas veces se utiliza agua (normal o destilada) o líquidos refrigerantes de automoción de forma errónea.

Estos últimos no poseen las propiedades necesarias, por lo que se pueden catalogar como productos no adecuados. 

Es importante utilizar en todo momento un líquido refrigerante específico y de calidad para evitar problemas y sacarle el máximo rendimiento a los instrumentos de soldadura. Este producto debe tener una baja conductividad y no ser inflamable para garantizar la máxima eficiencia durante el proceso de soldadura.

Ventajas de utilizar un producto específico

En esta imagen podemos observar como dos cables de cobre han sido utilizados con distintos líquidos refrigerantes. A la izquierda un cable utilizado siempre con BTC-20 NF en mucho mejor estado que el cable de la derecha que ha sido utilizado con un líquido no adecuado, en este caso refrigerante de automoción. 

El refrigerante BTC-20 NF tiene una conductividad muy baja, por lo que se genera una baja electrólisis permitiendo un menor desgaste en los cables. Cabe destacar que este líquido no es inflamable, por lo que garantiza su correcto funcionamiento.

Consejos para el mantenimiento de los instrumentos

Para mantener en buen estado las distintas herramientas de soldadura es importante comprobar el uso adecuado de los líquidos, su conductividad (mediante un conductímetro), niveles y vida útil (siendo recomendable cambiarlas una vez al año). De esta forma se evitarán averías en el circuito de refrigeración y se alargará su vida útil.

Vídeo-resumen